viernes, 25 de mayo de 2012

Opciones de pisos para tu casa 2012

Pisos de Goma

 Los pisos de goma son prácticos y económicos. Vienen en forma de baldosas o en rollos con un espesor no mayor a 4 mm. Se colocan pegados al contrapiso o sobre un piso existente con cemento de doble contacto específico para este material. Son ideales para zonas muy transitadas, áreas de trabajo, oficinas, locales comerciales o lugares en contacto permanente con chicos (habitaciones infantiles, playrooms, colegios, etc.) Se pueden encontrar gran variedad de diseños, mucho surtido de colores, texturas varias, relieves y opciones que imitan otros materiales: piedra, mármol, madera, etc.




Pisos de Ladrillo

 El ladrillo de pared es una buena opción decorativa para utilizar en pisos con una resistencia media. Se coloca sobre una carpeta y permite numerosas combinaciones y diseños. Es un material económico y va muy bien en pisos exteriores, terrazas y jardines, preferentemente tratado con un líquido impermeabilizante para evitar su desgaste. Los pisos de ladrillos son una excelente elección para exteriores y ambientes con estilo rústico y natural. Se combinan fácilmente con madera, cemento alisado y piedras rústicas. Se puede dejar al natural y disfrutar del desgaste propio que se produce con el tiempo.



Pisos de Venecitas / Mosaicos Venecianos 


Las venecitas (o mosaico veneciano) son pequeños mosaicos decorativos, con propiedades de alta resistencia y grandes posibilidades de diseño: un único material apto para formar dibujos y combinar colores. Estos mosaicos se fabrican con materias primas de origen natural, fundidas a temperaturas superiores a 1400 grados centígrados, resultando un producto vítreo muy duro y resistente. Un proceso único y distinto a cualquier otro de fabricación o reciclado de vidrio. Muy popular en la década del '60 y de mucha aplicación en la actualidad, la venecita posee características excelentes para baños, cocinas y exteriores: alta resistencia a la humedad, los cambios de temperatura y los productos químicos (por ejemplo, limpiadores) y su color se mantiene inalterable con el paso del tiempo y la exposición a la luz. Para una correcta terminación se deben llenar las juntas preferentemente con cemento puro; blanco para una junta blanca, o agregándole ferrite para una junta de color.





Pisos Flotantes 

Los pisos flotantes son aquellos que se colocan sin clavar, sin atornillar y sin pegar al suelo, sino que se apoyan sobre cualquier superficie lisa, firme y seca por medio de un encastre entre tablas. Tienen un espesor de entre 8 y 15 milímetros, lo que los convierte en la mejor opción si se quiere renovar el piso sin levantar el revestimiento actual. Para evitar pequeños desniveles y amortiguar el ruido de pisadas, los pisos flotantes se apoyan sobre una manta de poliestireno. Algunos pisos flotantes requieren de encolar entre sí las tablas. Vienen de fábrica con su propio zócalo y no necesitan pulido ni plastificado. El piso queda listo para su utilización inmediatamente después de colocado. Los pisos flotantes vienen en diferentes grados de dureza y resistencia a la abrasión. Se venden en una enorme variedad de colores, vetas e imitaciones de madera. Son resistentes al desgaste, las manchas, los rasguños y las quemaduras. Toleran muy bien los golpes, patas de sillas o ruedas. Conviven sin problema con la loza radiante y no se decoloran con la luz del sol.



Pisos Pintados 


Desde una capa uniforme de pintura, hasta una pátina o dibujos especiales, las variedades de pisos pintados pueden disponerse fácilmente sobre cualquier piso pulido o revestimiento actual (siempre que éste se encuentre en buen estado). La opción sencilla es la pintura para pisos: económica, resistente y fácil de colocar. No requiere obra y puede aplicarse sobre cualquier superficie en buen estado (madera, cemento alisado, baldosa, ladrillo, etc.). Las opciones más elaboradas (dibujos y acabados especiales) requieren generalmente del trabajo de un profesional artesano, aunque siempre contamos con la posibilidad de hacerlo nosotros mismos.





Pisos de Piedra

 La piedra es el material más duradero y que mejor resiste el desgaste, las agresiones y el uso constante. Sin embargo, debe utilizarse con cuidado y sin abusar de él, pues otorga una sensación fría al ambiente. Los materiales más rústicos son los más adecuados para exteriores: patios, jardines y terrazas. Para balcones y terrazas las piedras deben ser livianas y permeables. Las opciones más sofisticadas van mejor en baños y cocinas. Ninguna piedra necesita ser curada, pero sí sellada. Lo correcto es aplicar un producto con siliconas que no modifique su color ni textura pero que proteja las manchas. También se le puede sumar un tratamiento llamado Termovitrificación que le otorga un acabado mate o brillante similar al que se le realiza a la madera. Tenga en cuenta que las piedras van mejor a la decoración con un acabado más natural.




Cerámicos y Porcelanatos 

El cerámico es básicamente una pieza conformada de una mezcla en arcilla y agua, sometida a cocción y de terminación porosa (llamada bizcocho). Algunas poseen una capa de esmalte, otorgándole una terminación lisa y suave al tacto, además de mayor resistencia a los golpes y las manchas. El porcelanato, en cambio, es una masa uniforme a la que se le adhiere color y se la puede confeccionar en distintas terminaciones: lisa, rugosa o con textura. Su proceso de cocción a altas temperaturas los hace sumamente resistentes y su terminación permite un fácil mantenimiento y limpieza. Como suelen estar esmaltados -mate, brillante y satinado- son sumamente impermeables y por lo tanto ideales para baños y cocinas (no absorben grasa ni humedad). Las cerámicas y porcelanatos que se utilizan en el piso son más pesados y duraderos que las que se utilizan en las paredes y otras superficies, pues deben soportar el impacto de las pisadas y el peso de los muebles. Se colocan siempre sobre el contrapiso que debe estar firme y nivelado. Las juntas no deben ser menores a 3 mm. No necesitan ser curados ni tratados luego de su colocación. Llevan siempre un zócalo en el mismo material o preparado especialmente para combinar con esa cerámica o porcelanato.




Pisos de Microcemento Alisado 

El microcemento alisado es un material cementicio pigmentado de 2 a 3 mm de espesor (contra los 5 cm de espesor del cemento alisado) que se puede colocar sobre cualquier superficie existente sin necesidad de levantar el piso actual. No genera escombros ni obra y es de rápida colocación. Podemos decir que el microcemento alisado es básicamente una opción mejorada del cemento alisado. El microcemento es apto para pisos, paredes, escaleras, baños, patios, mesadas, sin necesidad de levantar ni extraer cerámicos, azulejos, mármoles, etc. Además, posee una amplia gama de colores, se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores y no requiere de juntas pues no quiebra como el cemento alisado. Se mantiene con un trapo húmedo.




Pisos de Cemento Alisado 

Natural y contemporáneo, el cemento alisado se impone como una de las tendencias fuertes de los últimos tiempos. Por tratarse de un material constructivo en bruto, requiere mayor atención y detalle en la combinación con otros elementos de la decoración. Podría parecer un revestimiento de menor categoría, aunque utilizado en el contexto y el ambiente adecuado se convierte en un excelente fondo para la decoración.




Alfombras 

Las alfombras ofrecen calidez y confort. Aportan valor estético a la decoración y poseen propiedades de aislamiento térmico (aíslan del frío) y acústico (absorben el sonido y contribuyen al silencio). Además, son fáciles de colocar sobre otros pisos sin tener que hacer obras. Sencillas o sugestivas, las alfombras se adecuan a todo tipo de ambientes, siempre que no entren en contacto con humedad o agua, por ejemplo en baños y cocinas. También se debe evitar la colocación de alfombras en lugares con personas alérgicas a los ácaros.



Pisos de Madera


 Los pisos de madera aportan calidez al ambiente y ofrecen alta resistencia al paso del tiempo. Utilizando el tratamiento adecuado se pueden colocar en cualquier habitación de la casa, aunque van mejor en lugares que no estén expuestos a la humedad, el agua o la luz solar.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada